miércoles, 22 de diciembre de 2010

Els quatre gats


En Barcelona junto al Portal de l'Àngel está situado el peculiar café-restaurante "Els Quatre Gats", diseñado por el arquitecto Puig i Cadafalch.
Este local resultó ser el punto de encuentro preferido de artistas tan conocidos como Pablo Picasso, Luis Buñuel y Federico García Lorca, para sus tertulias y discusiones sobre arte y política.
Parece increíble que en un mismo café pudiera coincidir gente tan importante de la historia del arte y la cultura. La posibilidad de que acudieran juntos es remota puesto que Picasso era unos veinte años mayor que los otros dos, pero quién sabe, a lo mejor se dio el caso.
Si efectivamente sucedió, lo lamentable es que ocurriera a principios del siglo pasado y no de este, en plena era digital. Siendo así ahora bastaría con poner en youtube “Picasso + Buñuel + Lorca + quatre gats” para ver vídeos de los tres artistas en el local escribiendo, dibujando, debatiendo o quizá discutiendo. Seguro que además el restaurante ahora dispondría de una webcam para conectarnos en directo. Además los tres tendrían la correspondiente cuenta en facebook o en twiter de todo famoso que se precie, con lo que ellos mismos nos brindarían información detallada de su vida día a día.
Por el contrario, es precisamente el hecho de que el sitio tenga más de cien años y de que fuera el epicentro del bullicio intelectual de la Barcelona de principios del siglo XX lo que le confiere a “Els quatre gats” su emblemático atractivo. Cuando leí la historia de este café me imaginé pasando una tarde con estos tres personajes, simplemente disfrutando como espectador de alguna de sus conversaciones. Quizá, situándonos en aquellos años, hablarían de la demente gran guerra que había desangrado Europa. O tal vez sus temas tendrían un carácter más profesional y se ceñirían al arte y a futuros proyectos, conversando exclusivamente de pintura, cine, teatro o poesía.
Aunque es posible que les esté idealizando demasiado porque, en el fondo, además de genios eran personas corrientes. Quién sabe, a lo mejor simplemente se pasarían la tarde hablando de fútbol y de motos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario